Arquitectura civil

molino San Juan copiaSon muy conocidas entre el turismo de Cantabria, nuestras casonas solariegas repartidas por algunas localidades del municipio como Maoño, Santa Cruz de Bezana y Soto de la Marina.Estas casas pertenecieron a antiguos linajes locales que hicieron fortuna, en la mayoría de los casos, con el comercio con Indias (desde el siglo XVI hasta el XVIII).

Además en Mompía o Prezanes tenemos algunos ejemplos de arquitectura montañesa de finales del siglo XIX. Destaca por sus grandes dimensiones, consta de un cuerpo y dos torres a los lados de una altura superior, y por estar realizado por completo en sillería el Palacio de los Mancebos o Palacio de Hondal (Soto de la Marina).

La actual sede del liceo “San Juan de la Canal” es otro claro ejemplo, erigido sobre los siglos XVII – XVIII. Destaca en el espectacular blasón de armas de la familia que remata la balconada del edificio. Es uno de los mejores trabajos en piedra, junto con el blasón de la Casona de los Torre-Tagle.

En la capital del municipio destaca el recinto de la Casona de los Puente de Bezanilla, del siglo XVI. Lo primero que vemos es una portalada sencilla formada por un arco de medio punto cincelado y adornado con los escudos de armas a cada lado.

Dentro ya del solar existen varios edificios anejas, pero la principal se distingue entre todas pues carece de arco de acceso sino que hay un dintel sobre una columna sencilla.

Ya en Maoño encontramos la impresionante Casona de los Torre-Tagle, con vínculos con los Torre-Tagle de Santillana del Mar y con la Casona de Tudanca.

Su portada está elaborada enteramente en sillar y con el trabajo en piedra de un blasón de armas de los Torre-Tagle y Ceballos que, además, en la parte inferior incluye una leyenda “Tagle que la sierpe mató y con la infanta casó”. De su interior podemos destacar la balconada de madera y en la fachada sur un reloj de sol, datado en 1765, perfectamente conservado.

La Casa de los Portilla, con vistas sobre la Iglesia de San Vicente, posee una entrada austera pero con increíble belleza pues la forma un arco de medio punto con dos pilastras decorativas y vemos que, por desgracia, existe un espacio en la parte superior dedicado al escudo de armas que lamentablemente no superó el paso del tiempo. Además, en su extremo superior izquierdo perdura un pequeño reloj de sol.

En cuanto a la casa, no ha sufrido modificaciones conservándose así toda la planta inferior de sillares y en la segunda aún existe el balcón con balaustrada de hierro forjado.

En la foto de la parte superior izquierda podemos observar en molino de San Juan de la Canal. Si quieres conocer toda su historia, aquí la encontrarás.